Logística inversa: cómo evitar que sea una pesadilla después de Navidad

Comparte:

¿Quién no ha tenido alguna vez que devolver un artículo y pasar por una odisea hasta solucionarlo? La temporada navideña no solo trae alegría y regalos, sino también un desafío significativo: la gestión eficiente de la logística inversa después de las festividades. Este proceso, si no se gestiona de forma correcta, puede convertirse en una pesadilla para las empresas y los consumidores.

Este auge de las compras en línea ha transformado la dinámica logística durante la Navidad. Según la agencia de marketing Elogia, se espera que el 54% de los regalos navideños se compren en línea, superando el 46% que serán adquiridos en tiendas físicas. Este cambio plantea encrucijadas para garantizar las entregas puntuales.

Escenario de la logística inversa en temporada navideña

Mientras que el flujo tradicional de la cadena de suministro se centra en llevar productos desde el fabricante hasta el consumidor final, la logística inversa aborda el retorno de los artículos desde éste hasta su localización de origen, el fabricante o minorista.

La temporada de vacaciones impulsa un aumento significativo en las devoluciones, ya sea debido a regalos no deseados, tallas incorrectas o productos defectuosos. Este incremento en la actividad conlleva varios retos como la gestión del inventario, el trato eficaz de los productos devueltos y los costes asociados a las transacciones. Para todo esto es fundamental que las empresas se anticipen y aborden estos aspectos con una buena planificación y organización.

Estrategias para una logística inversa eficiente

A medida que las empresas reconocen la importancia de una supply chain sostenible y resiliente, existen estrategias que se erigen como pilares para mejorar la eficiencia, reducir costes y contribuir al desarrollo de modelos de negocio más responsables.

  • Implementar un proceso de devolución simplificado

En el mundo acelerado del e-commerce este hecho seha vuelto fundamental para satisfacer las expectativas del cliente. Simplificar los trámites de devolución de artículos pueden ser un factor diferenciador en el sector, que implica eliminar obstáculos y agilizar cada etapa: desde la generación de la solicitud hasta la recepción y procesamiento en el almacén. Algo que no solo beneficia al cliente, también optimiza las operaciones logísticas internas. Algunos elementos clave que simplifican el procedimiento pueden ser las políticas de devolución que informen con detalle al consumidor y favorecer una comunicación proactiva y fidedigna.

  • Tecnología de rastreo y gestión de inventario

La implementación de tecnologías avanzadas es crucial para la minimización de errores y mejorar la visibilidad y trazabilidad de la supply chain. Algo que en la industria se está aplicando con etiquetas RFID y sistemas de escaneo automatizado, que hacen un seguimiento preciso de los productos devueltos.

Para el comercio electrónico se ha visto que la tecnología es el brazo armado de estas empresas, al proporcionar soluciones automatizadas que reducen los tiempos de respuesta y mejoran la precisión en la gestión. Statista señaló en un informe recientemente que casi un 40% de los encuestados realizaba compras online al menos una vez al mes. Por lo tanto, este nuevo paradigma ha hecho que el sector logístico tenga nuevas necesidades para atender a la creciente demanda de servicios cada vez más completos y eficaces.

  • Menor impacto ambiental

Los consumidores cada vez valoran más un servicio sostenible, haciendo que las firmas implementen modelos con un menor impacto medioambiental. Esta tendencia obliga a la logística más tradicional a adaptarse a los nuevos tiempos.

Por ello, de cara a asegurar una campaña de navidad sostenible, los operadores logísticos como las firmas deben plantearse otros medios de gestión para abordar las devoluciones como, por ejemplo, el cobro de este servicio. Algo que, en muchas marcas, sobre todo textiles, ya se ha puesto en marcha. Esta opción supone una solución beneficiosa para los negocios, puesto que aparte de ahorrarse una gran cantidad de costes en transporte, se incentivaría al consumo. Esta medida puede hacer que tanto el segmento online como la logística y los consumidores, afronten la Navidad de una forma más optimista y respetuosa con el medio ambiente.

  • Colaboración con socios logísticos especializados

La externalización de ciertas funciones, a través de un 3PL (Third party logistics), puede ser una estrategia inteligente para liberar recursos internos y mejorar la eficiencia general. Estos socios cuentan con una sólida experiencia en procesos de logística inversa y pueden ofrecer soluciones personalizadas para reducir tiempos de procesamiento y costes.

Prácticamente en el groso de la temporada de compras navideñas, la gestión de la logística inversa desde los operadores logísticos reside en la anticipación y la eficiencia. Se erige como una oportunidad para demostrar la resiliencia y el compromiso de una organización con el servicio al cliente.

Al abrazar estos principios, las marcas no solo evitan que las devoluciones se conviertan en una tortura, sino que también transforman este desafío en una oportunidad para fortalecer la confianza del cliente. Además, de esta manera se destaca su compromiso con la sostenibilidad como valor añadido a las organizaciones, y mejora la percepción de esta por parte de los consumidores conscientes.

es_ES