Aceleradores para obtener la ventaja competitiva en el entorno del gran consumo

Comparte:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
gran consumo

La pandemia de COVID-19 y el confinamiento derivado de la crisis sanitaria han provocado grandes cambios en los hábitos y actuaciones de los usuarios, entre ellos, su forma de comprar. Ante la imposibilidad de salir al exterior durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020, el consumo se desplazó al interior de los hogares.

Esto derivó en una gran aceleración digital que, una vez hubo terminado el confinamiento, no volvió a los niveles previos a la pandemia, sino que continúa su tendencia creciente. De esta forma, el COVID-19 ha funcionado como un acelerador del e-Commerce.

Un sector en el que se ha apreciado un gran impacto y un gran impulso de los canales digitales es el del gran consumo. El cierre de comercios y tiendas ha llevado a los usuarios a optar por hacer sus comprar a través de Internet, haciendo uso de las plataformas de venta online para obtener bienes básicos.

Así, son muchas las empresas que han adaptado sus modelos de negocio y han abierto canales online para ofrecer sus productos en el entorno digital. Ante este crecimiento del comercio electrónico, es importante que las compañías hagan uso de aceleradores que las hagan crecer y disfrutar de ventajas frente a sus competidores.

FIFO y rotación de existencias

Cuando empleamos las siglas FIFO, nos referimos al método de gestión de almacenes First in, First out (Primero en entrar, Primero en salir). Esto significa que los productos o mercancías salen de un almacén por su orden cronológico de entrada: los primeros que entran son los primeros que salen.

En el entorno del gran consumo, las empresas se pueden beneficiar de emplear este método. Evita la pérdida de productos perecederos al salir de las instalaciones de almacenamiento antes de alcanzar su fecha de caducidad, por lo que reduce la pérdida de stock y sus costes asociados.

Además, el uso del método FIFO junto a un correcto cálculo de la rotación de existencias, proporciona una ventaja competitiva a las empresas del gran consumo. Contar con unos valores de rotación altos indica que una compañía es rentable y que sus productos se renuevan constantemente. Conocer la rotación de existencias es importante para evitar roturas de stock y poder hacer frente a las demandas de los consumidores

Capacidad de la última milla y flota sostenible

En el contexto del gran consumo y el e-Commerce, es importante rentabilizar la distribución capilar y contar con una flota de vehículos que garantice el abastecimiento y la entrega a los usuarios. Además, algo que puede constituir una gran ventaja competitiva para cualquier compañía es mostrar su compromiso con el medioambiente y el desarrollo sostenible del planeta.

El aumento de la concienciación sobre el negativo impacto de las emisiones de efecto invernadero y la contaminación, han conducido al desarrollo de modelos de negocio y vehículos sostenibles, a la par que eficientes, que basan su funcionamiento en energías limpias.

Big data e IA

La mejor forma de optimizar el entorno del gran consumo es hacer uso de la inmensa cantidad de información que comparten los usuarios en Internet para determinar el perfil del consumidor y ofrecerle lo que necesita y desea. Para ello, se recurre al big data para llevar a cabo la recopilación y análisis de los diferentes datos que se pueden conseguir a través del comercio electrónico.

La inteligencia artificial permite extraer conclusiones de esos datos y conocer las preferencias, necesidades y hábitos de los nuevos usuarios. Esto supone una gran oportunidad para las empresas que pueden conocer la evolución de los perfiles de los consumidores y establecer estrategias y medidas encaminadas a lograr una experiencia del usuario lo más satisfactoria posible.

Omnicanalidad

La pandemia ha acelerado en gran medida la forma en que los usuarios compran productos y bienes a través de Internet. Ya no se limita a acciones aisladas en un mercado lineal y horizontal, sino que cada vez hay más modelos, más canales y más actores que se relacionan entre sí, y siempre orientados al consumidor.

La omnicanalidad permite que los nuevos usuarios (hiperconectados, hiperinformados y que valoran la transparencia) interactúen con las marcas y puedan llegar a influir en sus decisiones. La posibilidad de establecer diferentes canales, cercanos y sencillos para los usuarios, fomenta su fidelización, porque muestran una imagen de la empresa abierta y accesible.

Innovación

Cualquier negocio necesita renovarse para garantizar su continuidad. Al igual que evolucionan los perfiles de los consumidores, también deben hacerlo los productos, servicios, procesos, canales y sistemas de comunicación para llegar a los usuarios.

Además, la innovación debe ir de la mano de la tecnología para hacer frente a las demandas de un consumidor hiperconectado que conoce las posibilidades que ofrece Internet y que no se conforma con menos.

En definitiva, el entorno del gran consumo cuenta con muchas posibilidades a su disposición que pueden suponer buenos aceleradores para que las empresas se posicionen mejor que sus competidores en el mercado.

ISO 9000

¿Qué es la ISO 9000?

Garantizar la calidad de productos, servicios y procesos es uno de los objetivos de las empresas para posicionarse como referentes, transmitir confianza y seguridad y

es_ES