El transporte pesado por carretera, la modalidad más compleja y utilizada para este tipo de mercancías especiales

Comparte:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El transporte de mercancías pesadas, debido a su complejidad, requiere de una precisión, delicadeza y atención superiores para alcanzar los estándares de seguridad requeridos

El transporte de carga pesada es todo aquel que, debido a su peso, no puede ser movido en unidades convencionales de carga, por ejemplo, los contenedores. El transporte de carga pesada tiene sus trucos, ya sea por tierra, mar o aire, y requiere de una manipulación, equipamiento y almacenaje concreto. 

 Para regularizar este tipo de cargas, el Ministerio de Fomento es el que ha establecido las condiciones obligatorias que deben cumplir estas mercancías y su transporte.  Todo ello, con la intención de llevar a cabo estos movimientos con total seguridad. 

Transporte pesado por carretera 

Los transportes especiales por carretera, tiene sus complejidades, pues requiere de un manejo impecable a lo largo de todo el envío. Un pequeño fallo, puede ser el responsable de un enorme daño. Por lo que hacer transporte por carretera de carga pesada, es un esfuerzo caracterizado por su precisión, delicadeza y atención. A pesar de su dificultad, es la forma más usada para transportar carga pesadas. 

Pero antes de adentrarnos en qué consiste el transporte de carga pesada, es preciso abordar la definición de los medios que efectúan estos movimientos. Los vehículos que llevan transporte pesado, se definen como “automóviles destinados al transporte de mercancías cuya masa máxima autorizada excede las 3,5 toneladas”

Tipos de vehículos, según la clasificación de la DGT:

  • Camión: Este es un medio de transporte de cuatro o más ruedas y cuya cabina no está integrada con el resto de la carrocería. Además, está ideado específicamente para el transporte de mercancías y se considera un vehículo de carga pesada si su Masa Máxima Autorizada supera las 3,5 toneladas. 
  • Remolque: Este vehículo no es autopropulsado, lo que significa que está diseñado para ser remolcado por un vehículo de motor. 
  • Semirremolque:  Este también es un vehículo no autopropulsado, es decir, que está planeado para ser acoplado a un automóvil. Al igual que el camión, es considerado de carga pesada cuando su Masa Máxima Autorizada supera los 3.500 kilos. 
  • Tráiler: Este es un vehículo articulado, formado por un vehículo de motor que, a su vez, se acopla a un semirremolque. Como los anteriores, se considera que su carga es pesada si su Masa Máxima Autorizada supera las 3,5 toneladas. 

El tipo de carga pesada, superior al anterior tonelaje, que se puede transportar: 

  • Maquinaria pesada: En muchas ocasiones, este servicio de carga pesada se utiliza para transportar maquinaria como, por ejemplo, grúas, tractores, motores, montacargas hidráulicos o herramientas industriales de gran peso. Estas son especialmente delicadas, pues un golpe puede afectar a su funcionamiento. 
  • Mercancías: En esta tipología, entra cualquier tipo de carga pesada, por ejemplo, materiales de obras. 

Vehículos según su capacidad de carga

En base a su tamaño, podemos clasificar los vehículos de la siguiente forma:

  • Semilivianos: En este caso, su capacidad de carga oscila entre las 3,5 y las 4,5 toneladas. 
  • Medianos: El peso que puede cargar, ronda las 4,5 y 5,5 toneladas.
  • Semipesados: La capacidad de carga de este vehículo oscila entre los 5,5 y las 7,5 toneladas. Este tipo, es el más utilizado en el transporte de mercancías por carretera. 
  • Pesados: Esta categoría puede cargar entre 7,5 y 9 toneladas. Además, presenta unas llantas de mayor tamaño y un motor diésel de 7 u 8 velocidades para hacer más segura la conducción. 
  • Extra pesados: Esta tipología aumenta su capacidad de carga hasta las 9 y las 11,5 toneladas. 
  • Megapesados: Este caso, cuenta con la misma capacidad que los extra pesados, sin embargo, cuentan con un sistema de mayor potencia. 
  • Tera pesados: El peso que pueden cargar estos vehículos ronda los 16 y las 20 toneladas. Este tipo, a su vez, puede dividirse en dos versiones de vehículos, el modelo 6×2 (con 6 ejes delanteros y 1 trasero), y el modelo 6×2 II (dispuesto con 1 eje delantero y 2 traseros). 
  • Untra pesados: Estos cuentan con una capacidad de entre 20 a 23 toneladas. 
  • Giga pesados: Y, por último, encontramos los giga pesados, que son los vehículos con mayor capacidad que ofrece el mercado, con na capacidad de carga entre las 23 y las 26 toneladas. 

Todos y cada uno de estos vehículos, necesitarán de la conducción más precisa y cuidadosa posible para estar a la altura de los protocolos de seguridad requeridos. 

Maquinaria de primera calidad, un requisito fundamental

Cuando hablamos del envío de carga pesada, es imprescindible y obligatorio que las empresas utilicen maquinaria de primera calidad para ejecutar un traslado seguro. En este sentido, el transporte de carga pesada ha mejorado considerablemente en España en los últimos años. Esto es debido a la especialización y descubrimiento de la delicadeza de este tipo de transporte y, además, del gran esfuerzo por parte de las empresas logísticas para mejorar la calidad de sus servicios de carga pesada. 

En definitiva, la variedad en tamaños, pesos tipologías, finalidades y estructuras que existen, demuestran la diversidad de necesidades logísticas y de transporte terrestre. La modalidad de carga pesada, en cualquier caso, requerirá del mayor mimo para que su transporte sea seguro y eficiente.