Captar y retener el talento en el sector logístico: un reto alcanzable

Comparte:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La logística deberá ejecutar la fórmula perfecta para mostrar, a través de la employer branding, la nueva cara del sector logístico y lograr así ser más atractivas para el potencial talento

El sector logístico está sufriendo una gran transformación. El eCommerce no deja de crecer, y lo hace junto con la necesidad de contratar a profesionales preparados para poder adaptarse a ello. Pero atraer a estos perfiles se ha convertido en un gran reto. Un problema que tiene como base la imagen del sector, cuyos perfiles profesionales estaban, hasta hace poco, desprestigiados. Pero esto se acabó, la logística y los profesionales necesarios para ejecutarla eficientemente, se valoran cada vez más. Para solucionar este problema de imagen, será necesario mostrar la nueva cara de la logística y hacerles llegar a los potenciales profesionales que, hoy en día, el sector permite trabajar en entornos multidisciplinares, internacionales, ágiles y competitivos. 

Las empresas logísticas se han percatado del valor general que supone atraer y retener el talento humano para la marca y el impacto que tiene en la costumer experience. Es por eso que desde hace tiempo se hace hincapié en el llamado “inbound recruiting”. Este concepto se basa en atraer candidatos que de manera activa conecten con su marca, o bien que estén buscando trabajo de forma activa, o que estén abiertos a nuevos retos y oportunidades. Esto es, en definitiva, llevar el “inbound marketing” al mundo de los recursos humanos y la adquisición de talento. Es decir, atraer al candidato, enamorarlo y contratarlo, para convertirlo en un valor añadido de cara al consumidor y a la propia marca. 

Poner en marcha el employer branding para atraer y retener el talento

El sector se enfrenta a una imagen que debe mejorar y hacer atractiva. Pues los perfiles logísticos, a priori, suelen asociarse a malas condiciones de trabajo, es decir, carecen de atractivo para los posibles empleados. Si hablamos de los jóvenes, los potenciales talentos futuros, un 7% no quiere trabajar en el sector de la logística o el transporte por no perjudicar su imagen. 

Aplicar el llamado employer branding, será esencial para optimizar nuestra forma de atraer talento.  Romper con las ideas preconcebidas y desactualizadas del sector que pululan en nuestra sociedad, será imprescindible para ser atractivos como empresa. Pues los puestos en la logística se consideran en muchas ocasiones de baja remuneración y con poca posibilidad para formar una sólida carrera profesional y, además, suelen estar asociados a duras condiciones de trabajo y carreras poco atractivas.  

Por todo esto, debemos crear un plan para cambiar el cristal a través de la cual nos miran los posibles talentos. Borrar estas ideas y mostrar otras nuevas y positivas sobre el sector (respecto al prestigio, las condiciones laborales y al salario) serán imprescindibles. ¿Pero cómo haremos llegar la nueva imagen del sector a los posibles talentos? 

Crear un perfil de empresa en LinkedIn te permite mostrar tu employer branding a todo el talento (tanto activo como pasivo) que hay en la red. Esta red social profesional, no sólo te permite publicar ofertas de trabajo y que sean visibles a una cantidad enorme de candidatos (25 millones de usuarios en 2008 y 500 millones de usuarios en el mundo en 2018), también te permite, por los comentarios que puedan hacer tus empleados en sus perfiles, la visibilización de tu “marca empleadora”.

Hay que tener en cuenta que, a la hora de aplicar para una oferta de empleo, los candidatos, previamente, se informan sobre la empresa. Ahora no se fijan sólo en el salario, sino en otras muchas variables como el entorno de la empresa, la filosofía de trabajo, las opiniones de los empleados, etc. En definitiva, la empresa soñada para el empleado, deberá tener: flexibilidad horaria, formación interna, posibilidad de promoción. Es decir, ofrecer no sólo un salario económico, sino un “salario emocional”. 

Formación interna y sueldo competitivo, factores decisivos para el talento

Una de las variables ahora nombradas, la formación interna, es de las más determinantes. Una ventaja diferencial frente a otras compañías del sector, como polo de atracción de talento, es ofrecer programas formativos que permitan el crecimiento profesional del talento. Si no se presta atención al desarrollo profesional de los empleados, seguramente el talento no permanezca lo suficiente para recuperar la inversión puesta en él, o, directamente el talento si siquiera “toque a la puerta” de la empresa. 

Es imposible atraer o retener el talento si uno de los incentivos principales para un trabajador, como es el salario, no es competitivo. Cuidar al trabajador es también darle lo que se merece y, si cuidamos este factor, lograremos atrapar a los perfiles más interesantes para el sector logístico. Además, para retener el talento que ya forma parte de nuestra plantilla, será esencial revisar y poner al día sus condiciones salariales y beneficios sociales seguir siendo atractivos respecto a otras empresas. 

En el año 2030, un 75% de la fuerza laboral será millennial. Esta generación tiene una serie de valores y atributos que es recomendable tener en cuenta a la hora de fijar las estrategias de captación de talento. Esta generación, aunque también para ellos es importante que el salario esté acorde con su formación y rol, valoran mucho otros aspectos más relacionados con el salario emocional y el “work-life balance”. Es decir, todo aquello que haga posible un equilibrio entre la vida profesional y la personal. Sólo introduciendo políticas que cuiden al empleado, conseguiremos atraerlo y sume valor a la empresa.  

Aunque para conseguir llegar a ellos, primero será necesario aumentar la visibilidad de la actividad logística. Deberemos hacer ver al mundo la cantidad de interrelaciones que el sector logístico intercambia con el resto de áreas empresariales. Es decir, mostrar que la logística es un arte abierto a la mezcla de actividades interdepartamentales, atraerá y retendrá a los profesionales polifacéticos, talentosos y preparados que necesita nuestro sector.  

Nuevos perfiles cualificados, esenciales para una buena logística

El sector logístico seguirá caminando por la senda del crecimiento este 2021, un año en que se incrementará la demanda de profesionales con mayor conocimiento y habilidad en competencias digitales, así́ como la potenciación y desarrollo de las cada vez más críticas ‘soft skills’ de los trabajadores para imponerse a situaciones adversas.

En una era en la que se habla continuamente de perfiles que están desapareciendo y de otros que están surgiendo al amparo de las nuevas tecnologías, han surgido nuevos profesionales en el sector. Estos perfiles están vinculados directamente con la aplicación de las nuevas tecnologías a la logística, especialmente en lo relacionado con especialistas en inbound logistics, en outbound, así como en profesionales de la gestión del dato, ingenieros y técnicos de gestión logística. 

Directores de operaciones, planificadores de ventas, expertos en business inteligence o los ingenieros de datos, se vuelven cada vez más imprescindibles en una logística enfocada a la digitalización. Las superar las exigencias que ha traído consigo el eCommerce, será esencial contar con un grupo de profesionales cualificado en todos sus peldaños, con habilidades tecnológicas, capaces de tener una visión analítica, estratégica y basada en la mejora de procesos. 

En definitiva, para conseguir a estos talentos, la logística deberá pasar por un lavado de imagen que mire hacia el futuro, y no sólo ser, sino demostrar, los puestos de calidad que ofrece el sector logístico en la actualidad.